San Antonio, San Juan, San Pedro y los anunakis

Con el estilo que me caracteriza,  que ya se que es superable, esta es una foto de San Antonio. Se conoce a este santo como muy milagrero para encontrar novio o como protector de los animales, sin embargo antiguamente era venerado como el patrón de los anacoretas o como al mismísimo Ano o Jano.

La foto se corresponde con San Juan, otro patrón de los anacoretas o anunakis, al que se representa como a un águila que simboliza el signo de Escorpio. En realidad Juan es una variante de Jano y al igual que él se le representa también a modo de cabeza cortada.

Seguramente Ano no sea un nombre muy fino, pero es como se llama también al dios Jano que sin duda da pié a una de las figuras más carismáticas de la cultura catalana que es el cagón del pesebre o cagané.

No es de extrañar que en una de las necrópolis más importantes, como en el caso de Ripoll, aparezca en el claustro del monasterio un simpático personaje enseñando el culete y es que la cosa tiene un trasfondo alquimista. De hecho se está simbolizando aquí el proceso de trasmutación de la materia.

Ano es el Jano Bifronte Alfa y Omega, que es cabeza que todo lo devora y ano que trasmuta, es el tiempo que todo lo transforma y se identifica con Saturno.

Así como el anacoretismo ha sido muy difundido en Egipto o en Siria, por el contrario en España ha permanecido bastante oculto, seguramente a causa de las escabechinas de los romanos. De hecho ha sido considerado un rito pagano, que como su nombre indica viene de Ano, pero que pervive en el pesebre dejando entrever que los del Ebre o Ebro o iberos dejamos huella en la historia, nunca mejor dicho.

El bueno de San Antón pirulero, atendiendo a su juego,  guarda celosamente las figuras del pesebre que son: la vaca, el burro, el buey , San José,  La Virgen y a Cristo Rey.

Los caballitos alados  emulan a Pegaso o Crisaor y suelen portar la cabeza de su padre Ano-Jano, el dios  más pagano que también le llamaron Pan y que adorna monasterios en forma de panecillos. Ano-Jano fue también representado como una piedra y es el guardián de las puertas, que se ha identificado también con San Pedro.  Es por ello que sus devotos picapedreros lo dejaron bién plasmado en una de las puertas o ventanas de Gerona que es la de San Pedro Galligans.

Los caballitos portando la cabeza de Jano en la puerta de San Pedro Galligans,  puerta que de alguna manera conecta con el inframundo o reino de los muertos y que como no podría ser de otra manera es todo un símbolo de la Tres Veces Inmortal ciudad de Gerona o Girona. Si al Oeste está esta puerta, justo al Este están los campos dorados y el Cielo de Ra, que se identifican con Campdurá y Celrá que son las poblaciones que hay al Este.

No comments yet

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.